Una Vida Programada: Aplicaciones que sobreviven al enorme cementerio digital

SatéliteExisten cerca de 3.000 satélites artificiales orbitando la tierra, satélites encargados de transformar las ondas electromagnéticas en conectividad. Si en la actualidad llegasen a desaparecer, toda la vida que conocemos cambiaría por completo; el internet, la televisión, las comunicaciones, los GPS, los radares y los informes meteorológicos dejarían de existir. 

Las ondas electromagnéticas viajan a la velocidad de la luz (300.000 kilómetros por segundo), a través de diversos dispositivos, para así ofrecer casi en tiempo real información, imágenes, videos, llamadas telefónicas, transacciones bancarias y un número casi infinito de posibilidades. 

Simplemente estamos conectados en casi todo el mundo a un clic de distancia gracias a los satélites. Podemos viajar a Tokyo en cuestión de segundos haciendo clic en una app o una plataforma inmersiva, estar conectados con personas de países diferentes al mismo tiempo y entre todos crear una empresa, dirigir el lanzamiento de un producto o de un cohete al espacio, e incluso podemos participar en el Tour de Francia estando en Colombia, o competir con miles de personas simultáneamente en un videojuego. Este nuevo universo digital nos ha permitido romper todas las fronteras físicas sin tener que movernos de nuestros hogares, y ha sido gracias a la creación de plataformas web y aplicaciones digitales, que son más que herramientas de software escritas en distintos lenguajes de programación que traen a nuestros dispositivos y vidas las noticias, juegos, redes sociales, correo electrónico, el banco, etcétera.

En realidad esto no es algo nuevo, en diciembre de 1997 Nokia lanzó al mercado la primera aplicación digital, “Snake”, marcando el inicio de la creación de múltiples aplicaciones móviles. Hoy en día existe ya un enorme cementerio de aplicaciones, desde las aplicaciones de Google (Google Cemetery), hasta las aplicaciones de Facebook que no lograron competir en el mercado. En estos cementerios están enterrados también miles de dólares y meses de trabajo, ya que producir una aplicación puede costar hasta US$32.000 y morir en cuestión de días o meses. ¿Qué ocasiona entonces esa gigantesca necrópolis de aplicaciones e ideas? 

Una vez una app es lanzada al mercado tiene que competir con cerca de medio millón de aplicaciones, siendo necesario que estas vayan dirigidas a un público en específico,supliendo las necesidades y ofreciendo un servicio que no se podría dar por una plataforma web u otro medio, de ahí depende todo el éxito o fracaso de ella. Por eso las apps que más han durado en el mercado son las que, primero viven en una constante actualización, ofreciendo incluso lo que tres aplicaciones juntas harían (como lo ha hecho instagram al agregar las stories, o  whatsapp con el envío de fotos de solo una vista, como solía hacerlo snapchat), y segundo las aplicaciones de vital necesidad, es decir, la aplicación del banco, las del trabajo y las de los servicios públicos. 

Las últimas mencionadas (las de los servicios públicos) son las menos conocidas, pero las que están empezando a generar un gran número de usuarios. Un buen ejemplo de una de ellas es la CHEC app, una aplicación que permite a los usuarios pagar el servicio eléctrico desde sus casas, monitorear el consumo del servicio (si baja o sube)  y hasta cuando es el vencimiento del pago ¿Increíble no?, con esta app ni siquiera tenemos que salir de casa y hacer largas filas que pueden durar horas para pagar un solo servicio.

Esto es lo que caracteriza a una buena aplicación y le da vigencia, está dirigida a usuarios específicos (personas que usan el servicio energético), suplen una necesidad (pagar el servicio) y ofrecen una solución efectiva (ahorro de tiempo, dinero y pago inmediato), todo esto resumido en un simple clic. Un clic que da la orden para que viajen las ondas electromagnéticas a la velocidad de la luz hasta una antena, de ahí hasta un satélite ubicado en la Exosfera, así vuelven a nuestro planeta hasta otra antena, se rebota a la empresa de internet, al modem y finalmente se confirma el pago del servicio energético en CHEC, todo en menos de 1 segundo, ni siquiera nos hemos dado la vuelta y el servicio de luz quedó pago.

Te has demorado leyendo este artículo aproximadamente 3 minutos, y en internet en tan solo 60 segundos se comparten alrededor de 695.000 stories en Instagram, los usuarios de WhatsApp y Facebook Messenger envían 69 millones de mensajes, se suben 500 horas de contenido a YouTube, 28,000 personas ven una película o serie en Netflix al mismo tiempo, y se envían alrededor de 200 millones de correos electrónicos, (NuevoPeriodico, 2021) tan solo fueron 60 segundos de los cuales emplearías 1 para pagar por la CHEC app. 

¿Qué estás esperando para descargar la app? Puedes estar seguro que esta app no merece estar en el cementerio de las aplicaciones, y que tu estás a solo un clic de conectar con CHEC.

Descargar la app de CHEC Aquí: Link de la app

Fuentes:

Movilidad Eléctrica

Conoce los beneficios que en CHEC tenemos para que puedas adquirir vehículos de movilidad eléctrica.

Artículos Relacionados